Cement Eclipses: esculturas miniatura colocadas en escenas urbanas cotidianas

Con el simple hecho de la miniaturización y la colocación reflexiva, el artista Isaac Cordal expande por arte de magia la imaginación de los peatones que descubren sus pequeñas esculturas en la calle. Su serie en curso, Cement Eclipses, es una definición crítica de nuestro comportamiento como una masa social.

La obra pretende “captar la atención en nuestra relación devaluada con la naturaleza a través de una mirada crítica a los efectos colaterales de nuestra evolución. Con el toque maestro de un director de escena, las figuras se colocan en lugares que rápidamente abren puertas a otros mundos. Las escenas se enfocan en las tareas rutinarias del ser humano contemporáneo”.

Cordal explica: “Los hombres y las mujeres son suspendidos y aislados en un movimiento o postura que puede asumir múltiples significados. Las figuras simpáticas son fáciles de relacionarse y reír con ellas. Presentan fragmentos en los que la naturaleza, aún presente, mantiene alentadores síntomas de supervivencia. La precariedad de estas estatuillas anónimas, a la altura de la suela de los transeúntes, representa los restos nómadas de una construcción imperfecta de nuestra sociedad. Estas pequeñas esculturas contemplan la demolición y reconstrucción de todo lo que nos rodea. Atrapan la atención de lo absurdo de nuestra existencia “.

Cordal es comprensivo hacia sus pequeñas personas y puede empatizar con su situación, su tiempo de ocio, su espera para los autobuses y hasta sus momentos más trágicos como la muerte accidental, suicidio o funerales familiares. Las esculturas se pueden encontrar en las canaletas, en la parte superior de los edificios, en la cima de las paradas de autobús; en muchos lugares inusuales e insólitos. Descubre más en www.cementeclipses.com.

Vía Creative Boom