Dismaland: el siniestro parque de diversiones de Banksy

Banksy es uno de los artistas urbanos más importantes del mundo, y es que cada uno de sus trabajos viene cargado de gran talento y un alto nivel de crítica social. Ya se sabe que no tiene respeto por los personajes de Walt Disney y una prueba más de ello ha sido el extraño y asombroso parque, antes de reflexión que de diversiones, ubicado en Weston-super-Mare, una ciudad balneario en Inglaterra. Su nombre es Dismaland y su sitio web informa que estará abierto al público del 22 de agosto de 2015 al 27 de septiembre.

dismaland

Esta nueva aventura del controvertido artista presenta una reinterpretación malévola de un parque de diversiones llena de sarcasmo, humor negro y crítica social, tres elementos esenciales en su obra. La exhibición posee el mismo mensaje que la mayoría de sus obras e invita a reflexionar. Sólo cuatro personas del ayuntamiento de la localidad inglesa sabían de la persona creativa que estaba detrás y supieron guardar el secreto convirtiéndose así en los mejores cómplices de Banksy.

dismaland

Para entrar a las instalaciones del satírico parque temático, los visitantes deben pagar tres libras esterlinas, aunque también pueden pedir a la entrada un crédito para disponer de más dinero efectivo con una tasa de interés del 5 mil por ciento.

dismaland

En apalabras del propio artista: “Es una exposición de arte y entretenimiento para anarquistas principiantes” y “un parque temático familiar inapropiado para niños.” Nigel Ashton, responsable de la autoridad municipal de North Somerset, dice sentirse orgulloso de albergar en la localidad la exhibición, que entretiene y da mucho que pensar.

La prensa británica ha revelado este video e imágenes de los interiores del distópico lugar en el que las princesas de Disney se encuentran desfiguradas y los paseos acuáticos muestran una realidad desoladora. El parque es además una muestra  que integra los recursos críticos de Banksy: el arte urbano que reactiva los espacios abandonados de lo que solía ser una feria y la línea crítica que señala la mercantilización de los fenómenos populares. En él será expuesta la obra de más de 50 artistas internacionales.

Sin lugar a dudas, Dismaland no es el lugar más feliz del mundo.

Vía UFunk