laberinto

El laberinto de Gijs Van y Arnout Vaerenbergh

Los arquitectos y artistas belgas Pieterjan Gijs Van y Arnout Vaerenbergh han construido un enorme laberinto de inmersión para conmemorar el décimo aniversario del centro de arte C-mine en Genk, Bélgica.

La instalación que lleva el nombre de “labyrinth”mide 37,5 por 37,5 metros y consta de 1 kilómetro de paredes (186 toneladas), hechas de placas de acero que tienen 5 mm de espesor y 5 m de altura en total. Fuera de esta estructura, las grandes formas elementales – esfera, cilindro, cono – se cortan para romper la lógica del laberinto y crear nuevos espacios asi como también nuevas perspectivas inesperadas. Estas transformaciones booleanas convierten el paseo por el laberinto en una secuencia de experiencias espaciales y escultóricas.

laberinto

Al mismo tiempo, los recortes hechos en las estructuras funcionan como “marcos” para el laberinto. A lo largo de la sucesión monótona de pasillos de gran altura, el espectador se enfrenta de repente con aberturas que revelan lo que está en el otro lado de las paredes. Vistos desde determinados puntos de vista, los recortes son fragmentarios, mientras que desde otros puntos de vista se da a conocer toda la forma de corte. Por último, los recortes también enmarcan fragmentos del medio ambiente, que se convierten en puntos de orientación a lo largo del paseo.

laberinto

La obra “Labyrinth” no sólo genera una variedad de espacios y perspectivas visuales a los espectadores que entran en la instalación, quienes también interactúan con el contexto de C-mine de una manera diferente: ascendiendo los viejos pozos de la mina, se puede presenciar la estructura en su totalidad desde arriba y mirar hacia abajo a los visitantes errantes – un punto de vista que está generalmente reservado para el creador de un laberinto.

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

laberinto

Vía UrDesign

Todas las imágenes © Filip Dujardin