Retrató a gatos negros de refugios pues siempre eran los últimos en ser adoptados

Casey es el nombre del fotógrafo que decidió mostrar una cara más agradable de los gatos negros, luego de ver como en un refugio de Los Ángeles cientos de gatitos negros terminaban teniendo que ser sacrificados luego de que nadie los eligiera sólo por la creencia de que ellos traen mala suerte.

Casey demuestra que ellos son tan bellos, juguetones, cariñosos y graciosos como cualquier otro y no es justo que a estas alturas sigan siendo discriminados.

gatos

Vía Bored Panda