Guillaume Amat coloca espejos en paisajes industriales y naturales para mirar más allá y detrás

Para su proyecto “Open Fields” Guillaume Amat colocó espejos en varios paisajes, reflejando el ambiente del lado opuesto dentro de la imagen para crear una doble interpretación de la escena circundante. Estas reflexiones contienen figuras oscuras contra campos brillantes, casas en paisajes áridos, trozos de hojas contenidas dentro de tramos de la industria, e incluso un caballo que aparece en el marco.

Cada imagen se toma con una cámara de 4 × 5 pulgadas, el espejo que se incluye tiene una medida de 31,5 x 47,2 pulgadas. Amat quería concentrarse en la doble interpretación del paisaje visto fuera y dentro del espejo, trabajando en el concepto del territorio como espacio.

El comisario independiente y escritor Paul Wombell comparó esta serie con el mito griego de Orfeo y Eurídice diciendo: “Con el uso de la cámara y un espejo Guillaume Amat ha hecho imágenes fotográficas que ven simultáneamente hacia adelante y hacia atrás. Crean un extraño paisaje de ensueño donde los edificios y figuras flotan en el centro de la imagen y sugieren que él tiene dos pares de ojos, tanto en la parte delantera y trasera de la cabeza. Orfeo habría quedado impresionado”.

Amat vive y trabaja en París, donde la mayoría se centra en proyectos de largo plazo para producir narraciones fotográficas cohesivas que existen en algún lugar entre el documental y la poesía.

espejosespejosespejosespejosespejosespejosespejosespejos

Vía This is Colossal