Veilnebula

Hubble nos muestra la impactante escena de una estrella que explotó hace unos 8.000 años

El telescopio espacial Hubble de la NASA ha dado a conocer a detalle una pequeña parte de los restos en expansión de una estrella masiva que explotó hace unos 8.000 años. Llamada la nebulosa del velo, estos escombros son unos de los remanentes de supernova más conocidos, derivando su nombre de las delicadas estructuras filamentosas envueltas. Toda la nebulosa se encuentra a 110 años luz de diámetro, cubriendo seis lunas llenas en el cielo visto desde la Tierra, y reside a unos 2.100 años luz de distancia en la constelación de Cygnus, el Cisne.

Hubble

Creditos: NASA/ESA/Hubble Heritage Team

Esta vista es un mosaico de seis imágenes del Hubble de una pequeña área alrededor de dos años luz de diámetro, que cubre sólo una pequeña fracción de la vasta estructura de la nebulosa.

Esta mirada de cerca revela fragmentos de gas, que son todo lo que queda de lo que fue una estrella 20 veces más masiva que nuestro sol. La onda expansiva de rápido movimiento de la antigua explosión está arando en una pared de gas interestelar frío y más denso que emite luz. La nebulosa se encuentra a lo largo del borde de una gran burbuja de gas de baja densidad que fue volado al espacio por la estrella moribunda antes de su auto-detonación.

La imagen muestra una increíble variedad de estructuras a detalle  de la colisión entre la onda expansiva, el gas y el polvo que conforman la pared de la cavidad.

En esta imagen, el rojo corresponde a la luz de hidrógeno, la verde al azufre y la azul al oxígeno. Los rasgos azulados destacan la pared de la cavidad, aparecen suave y arqueadas en comparación con las estructuras verdes y rojas que están esponjadas. La luz roja es de el gas más frío que estaba excitado por la colisión del choque en un momento anterior y se ha difundido posteriormente en una estructura más caótica.

Astrónomos están comparando estas nuevas imágenes a las tomadas por el Hubble en 1997. Esta comparación permite a los científicos estudiar cómo la nebulosa se ha ampliado desde que fue fotografiada hace más de 18 años.

La supernova que creó la nebulosa del velo habría sido brevemente visible a nuestros antepasados muy lejanos hace unos 8.000 años como una brillante “nueva estrella” en el cielo del norte.

Via NASA