kepler-452b

Kepler-452b, el planeta más parecido a la Tierra que ha descubierto la NASA

La NASA anunció el jueves que su telescopio espacial Kepler ha descubierto un planeta con más similitudes a la Tierra que cualquiera que se haya descubierto. Y con seis mil millones de años de edad, el nuevo planeta, Kepler-452b, ha lucido de esta forma por mucho más tiempo.

“Primo”, “Gemelo” y “Tierra 2.0” fueron algunas de las palabras que científicos de la NASA utilizaron para describir al planeta, debido a las muchas similitudes.

Orbita el mismo tipo de estrella que la Tierra, aunque es un poco más caliente debido a que es un poco mayor. También está en la zona habitable de su estrella, permitiendo que el agua exista en la superficie sin vaporización o congelación. El tamaño del planeta significa que es probablemente rocoso, no un gigante gaseoso como muchos otros exoplanetas que Kepler ha descubierto. Y tiene una órbita similar a la de la Tierra, por lo que en un año hay alrededor de 385 días de duración.

kepler-452b

Pero todavía hay muchas diferencias entre los dos mundos. Kepler-452b ha estado presente desde 1500 millones años antes de que nuestro sol comenzara a brillar, por lo que es muy viejo. También es 60 por ciento más grande que la Tierra, lo que significa que si un humano camina en la superficie de 452b pesaría más debido a la mayor gravedad. Y mientras los científicos estiman que el planeta puede ser rocoso y existe dentro de la zona habitable de agua, no saben si en realidad tiene continentes o agua.

Aún así, Kelper-452b representa uno de los mejores candidatos para contener posiblemente la vida extraterrestre que la NASA nunca ha encontrado y se encuentra a 1400 años luz de distancia.

Vía Fusion