La escena final de Interstellar se filmó sin efectos especiales

Los efectos especiales de la película Interstellar han sorprendido al mundo y a la comunidad científica por su impresionante realismo y precisión, con lo que han convertido la ciencia ficción en una realidad científica.

Este hermoso recorrido por las infinitas posibilidades del universo termina en una de las escenas más impactantes que se da en la biblioteca, en donde el protagonista Matthew Mcconaugheyse ve atrapado en una quinta dimensión donde puede moverse con libertad total a través del tiempo y manipular la gravedad como si pudiera tocarla. Para la producción de este tercer acto el director, Christopher Nolan, no ha optado por efectos especiales y el fondo verde como podríamos pensar; sino que construyó un entorno real en el que imita los efectos de Glitch.

Aquí puedes ver algunas fotos de la construcción que permite el desplazamiento del actor a través de grúas.

[FBZ]