Misterioso bosque moldeado por antiguos carboneros

Las fotografías de Oskar Zapirain capturan bosques misteriosos en la niebla espesa, descendente luz brumosa sobre el follaje en el mismo tono verde que cubre el suelo de musgo. Zapirain se ha sentido atraído por este paisaje durante años debido a la luz homogénea, así como la forma en que obliga al espectador a sentirse directamente en una atmósfera mística.

El bosque que Zapirain nos muestra es un bosque de hayas en Oiartzun, País Vasco, en el norte de España. Este bosque en particular es único debido a la histórica producción de carbón vegetal dentro de la región. En lugar de la tala, como lo hacemos hoy en día, los árboles fueron podados para preservarlos y mantener la integridad de los bosques a través de generaciones. Los árboles han vuelto a crecer con extremidades espectacularmente largas que se disparan hacia afuera como si fueran brazos desde casi todos los ángulos, añadiendo un toque fantasmal a cada una de las fotos.

bosquebosque carboneroBosque carbonerobosque carbonerobosque carbonerobosque carbonero

Vía This is colossal